Todos tienen menos de 17 años y parecen divertirse mucho con lo que hacen, sumado que sus cuentas bancarias ya alcanzaron las seis cifras.

Cuando se habla de niños y adolescentes que ganan cifras anuales con las que muchos adultos ni siquiera se atreven a soñar se tiende a pensar en casos de youtubers que, ya sea testando juguetes en su canal o haciendo esas locuras que tanto entretienen a los más pequeños, han logrado engrosar su cuenta corriente y la de sus padres. Sin embargo, en BBC Mundo han escarbado un poco más y recopilado los nombres de cinco emprendedores que no han cumplido la mayoría de edad y ya han logrado triunfar en Estados Unidos.

Aquí les dejamos ejemplos de niños y adolescentes cuya visión por los negocios los convirtieron en exitosos empresarios.

1. Marsai Martin

Esta niña actriz de 14 años es la productora ejecutiva más joven de la historia de Hollywood.

Marsai Martin es la estrella de la serie estadounidense “Black-ish” sobre una familia afroamericana de clase media alta en Estados Unidos.Pero ahora también actuará y producirá la película “Little”, que se estrena este año.

“Esta es la primera película en la que estoy delante y detrás de la cámara”, le dijo al canal de entretenimiento ET. “Y no va a ser la última”, dijo confiada.

Y solo con este trabajo ella se aseguró un contrato de US$200.000 con la posibilidad de sumar US$300.000 adicionales según el dinero que recaude el film, informó TMZ.

2. Cory Nieves

¿Quién de niño no quiso alguna vez ser el dueño de su propia fábrica de galletas?

Cory Nieves lo convirtió en realidad.

Tiene 15 años y es el director ejecutivo de Mr Cory’s cookies, pero empezó con el negocio cuando solo tenía seis(con la ayuda de su mamá, claro), en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Cory Nieves quería ahorrar dinero para comprarle un auto a su madre y para ello comenzó a vender chocolate caliente en su barrio, aunque más tarde se cambió a la venta de galletas y el negocio fue un éxito.

En 2017, Mr Cory’s obtuvo una inversión de US$100.000, luego de que madre e hijo aparecieron en el programa estadounidense “The Profit” , en el que se ofrece ayuda financiera a pequeños negocios. Ese mismo año, la compañía vendió 50.000 galletas.

En la actualidad comercializa dos tipos de galletas, con chocolate y de azúcar. Las dos docenas las vende a US$25,95 y tienen envío a domicilio.

3. Mosiah Bridges

Este joven de 17 años ya es todo un veterano en los negocios.

A los nueve, creó Mo’s Bows, una marca que fabrica corbatas y corbatines para hombres (que van de US$15 a US$50), después de que no encontrara uno con suficiente estilo para sus gustos.

Así que comenzó a hacerlos con sus propias manos y con la ayuda de su abuela.

El negocio de venta comenzó a prosperar y apareció en un par de programas de televisión en Estados Unidos que le dieron más visibilidad. Entonces recibió asesoramiento del empresario estadounidense Daymond Garfield.

Y en 2017 firmó un contrato de siete cifras para fabricar corbatas y corbatines para los jugadores de 30 equipos de la NBA.

“Decidieron que yo era un tipo genial que hace corbatas geniales”, le dijo por ese entonces a Business Insider.

Hasta 2018, Mo’s Bows vendió más de US$600.000 en productos.

4. Mikaila Ulmer

Las limonadas de Mikaila Ulmer se venden en más de 500 tiendas en Estados Unidos.

Con apenas 13 años, la directora ejecutiva de la compañía Me & The Bees Lemonade, tiene un trabajo de tiempo completo y hacer con balance con la escuela no le es nada fácil.

Ulmer comenzó a hacer limonada para vender en su puesto en Texas con cuatro años. Y luego el producto empezó a tener agregados de miel y semillas de lino.

El gran salto del negocio se produjo cuando Mikaila tenía apenas nueve años. En ese momento firmó un contrato de US$11 millones para vender su producto a la cadena Whole Foods.

Desde entonces, su negocio no dejó de crecer incluyendo más tipos de limonada y otros productos como para proteger los labios.

En la actualidad, Ulmer lleva adelante la compañía junto a sus padres y realiza conferencias sobre emprendimientos y liderazgo empresarial.

5. Ryan Kelly

Ryan Kelly, de 14 años, siempre estuvo muy preocupado por la salud y los gustos de su perro Barkley.

Entonces cuando tenía 10 años pidió ayuda a su madre y juntos idearon golosinas saludables para la mascota familiar.

Pero necesitaban financiamiento para llevar el negocio a una escala mayor, así que se presentaron en el programa de televisión “Shark Tank”, que financia emprendimientos y lo consiguieron.

Desde entonces, las ganancias pasaron de US$800 a seis cifras, según publicó Inc en 2015.

En la actualidad, el negocio Ry’s Ruffery vende por internet golosinas para perros de varios sabores como queso, maní y manteca, y calabaza con manzanas.